Reciclaje aluminio

El reciclaje de aluminio es un tema que ha cobrado mucha importancia a lo largo de la historia. Principalmente, existen dos buenos motivos para poner en práctica esta medida: en primer lugar, conseguir una reducción de la cantidad de material que se desecha y que normalmente sería incinerado o almacenado y en segundo lugar, el reducir el consumo de recursos tanto renovables como los no renovables.

Para llevar a cabo el reciclaje del aluminio, metal que se caracteriza por ser extremadamente ligero y un buen conductor tanto del frio como del calor, es imprescindible contar con centros dónde se realice la recolección de materiales, en el caso de los metales el lugar adecuado son las chatarrerías o Centros Autorizados de Tratamiento.

¿Cómo se produce el aluminio? El aluminio se produce a partir de un mineral conocido como “bauxita”. La bauxita se compone por dióxido de aluminio (Al3O2) en un 55% y se purifica disolviendo el dióxido de aluminio en hidróxido de sodio (NaOH). La producción del aluminio es un largo proceso que consume bastante energía ya que una vez hecho esto se deben de filtrar las impurezas, precipitar el dióxido de aluminio agregando agua, disolviendo el Al3O2 en criolita y finalmente sometiendo la solución a una corriente eléctrica.

Los metales que se emplean a nivel industrial no se encuentran en su forma pura, sino que son aleaciones y una de las características que hacen destacar estas aleaciones no ferrosas es su alta resistencia a la tensión, corrosión, conductividad eléctrica y maleabilidad. Pero, ¿cuáles son los principales procesos que se llevan a cabo en la industria para la producción de metales no férricos? Los procesos utilizados con mayor frecuencia son la extracción, el refinado o concentrado, la fusión y el afinado.

Gracias a la labor de recuperación que se realiza en la chatarrerías y centros de tratamiento, aproximadamente el 75% del aluminio producido a lo largo de la historia todavía se encuentra en uso en la actualidad. Una tonelada de aluminio reciclado es capaz de ahorrar en procesos de producción cerca de 4 toneladas de bauxita, y hasta un 95% de la energía necesaria para producir el metal como materia prima.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: